¿Qué es la “economía verde”?

Concepto de economía verde

El concepto de “economía verde” (green economy) fue introducido oficialmente en la preparación de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible en Río de Janeiro, Brasil en 2012 y quedó muy ligado al debate sobre el  Desarrollo Sostenible de nuestro planeta, ambos conceptos están implicados en la lucha contra el Cambio Climático y la Sostenibilidad Ambiental.

En ese momento se definió la economía verde como la que “mejora el bienestar del ser humano y la equidad social, a la vez que reduce significativamente los riesgos ambientales y las escaseces ecológicas. En su forma más básica, una economía verde es aquella que tiene bajas emisiones de carbono, utiliza los recursos de forma eficiente y es socialmente incluyente”.

Desde entonces este concepto se ha ido transformando. Desde la Unión Europea una “economía verde” es esencialmente una organización en la que los sistemas socioeconómicos están organizados de manera que la sociedad pueda vivir bien dentro de las fronteras planetarias ambientales. Por lo tanto, debemos aumentar la eficiencia de los recursos: identificar las innovaciones y los enfoques que permiten a la sociedad extraer el máximo valor de los recursos y minimizar las emisiones y los residuos nocivos.

Nuestra forma de vida y el desarrollo sostenible de nuestras ciudades dependen del medio ambiente. Sin embargo, hoy en día estamos consumiendo los recursos naturales  de manera depredadora, que hace peligrar nuestro el bienestar global de la población.

Economía verde, medio ambiente y sociedad

Interacción de los 3 ejes para crear ciudades más sostenibles

El Desarrollo Urbano Sostenible está intrínsecamente relacionado con la economía verde, el medio ambiente y la sociedad. Por ello es de vital importancia que cambiemos nuestra mentalidad, hacia la coresponsabilidad en el cuidado del medioambiente, el reciclaje de materiales por ejemplo es un buen ejemplo de interacción de los 3 ejes para generar ciudades más sostenibles

La implicación de la sociedad es imprescindible para mejorar las acciones en economía verde y la protección del medioambiente.  La suma de pequeñas acciones ciudadanas se pueden considerar como acciones contra la lucha del Cambio Climatico.

Implicar a nuestra sociedad en una economía verde y circular

Ante este reto, debemos potenciar como sociedad y consumidores la economía verde, esto significa mejorar la economía circular, es decir aprovechar al máximo los sistemas productivos y la innovación para no “desperdiciar o tirar” nada, cualquier producto al final de su vida productiva puede y debe ser útil. En este aspecto el reciclaje de plástico, vidrio, papel, basura orgánica etc. son unos claros ejemplos de economía verde y circular, para generar ciudades más sostenibles e inclusivas “para todos” (4All).

Nuestras actividades productivas emiten contaminantes a la atmósfera y plásticos a nuestros océanos, y este es un problema muy preocupante. La gente empieza a tomar conciencia del problema, pero es necesario incidir más en esta preocupación por el medio-ambiente. De hecho, los ecosistemas mundiales están cambiando más rápido que antes, a un ritmo antinatural. El cambio climático es una realidad y está modificando la naturaleza y las formas de vida, la falta de agua en algunas zonas está provocando el aumento de los movimientos migratorios forzados, el agua será uno de los retos en las próximas décadas.

Es imprescindible garantizar nuestra calidad de vida a medio y largo plazo, para ello debemos ecologizar nuestra economía, es decir la transición hacia una “economía verde” debe ser potenciada. Lo que significa:

  • Hacer un uso más eficiente de los recursos. Conseguir, realmente, más con menos.
  • Debemos potenciar la innovación y el reciclaje, estableciendo procesos productivos más eficaces.
  • Reducir la cantidad de recursos naturales que extraemos y utilizamos.
  • Reducir la pérdida de materiales y los residuos generados durante la producción y el consumo.

La economía verde debe imponerse en nuestra sociedad, como consumidores podemos hacer pequeñas cosas o gestos que favorezcan el cuidado del medio ambiente y el consumo responsable. La suma de todos cuenta, para proteger la forma de vida y el bienestar que conocemos hasta ahora.

Publicado en Cambio Climático, Economía verde y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *