Ciudades Sostenibles, los primeros pasos.

Antes de definir que son las Ciudades Sostenibles, deberíamos profundizar sobre este proceso conceptual y propositivo que ha tenido durante estos últimos 30 años a través de numerosos Acuerdos, Cartas y Agendas que las distintas organizaciones internacionales y las ciudades a nivel global han realizado. Como veremos visualizar la transformación de este “concepto” nos va ayudar a comprender la complejidad, la dificultad y el reto a los que se enfrentan nuestras ciudades.

El concepto de ciudad sostenible, es en sí mismo complejo. La ciudad es el problema, pero al mismo tiempo en ella se encuentra la solución. No deja de sorprendernos esta aseveración que encierra numerosas ecuaciones en busca de la apreciada “sostenibilidad”.

La forma, el diseño, la planificación de una ciudad es clave para conseguir que sea sostenible. A mayor consumo de recursos por el diseño o la no planificación, hacen que estemos más alejados de cualquier criterio de sostenibilidad que podamos definir o encontrar si revisamos los múltiples acuerdos y cartas realizadas en estos años.

  1. Unión Europea. Carta de Aalbor, Dinamarca

La Unión Europea, y en concreto la Comisión de la UE es la que más ha impulsado políticas activas para que las ciudades europeas (y a nivel global a través de la Cooperación Internacional) cumplan con los objetivos de sostenibilidad ambiental, económica y la equidad social.

Según la Carta de Aalbor, 1994 : “La sostenibilidad ambiental significa preservar el capital natural. Requiere que nuestro consumo de recursos materiales, hídricos y energéticos renovables no supere la capacidad de los sistemas naturales para reponerlos, y que la velocidad a la que consumimos recursos no renovables no supere el ritmo de sustitución de los recursos renovables duraderos. La sostenibilidad ambiental significa asimismo que el ritmo de emisión de contaminantes no supere la capacidad del aire, del agua y del suelo de absorberlos y procesarlos”.

  1. Unión Europea. Carta De Leipzig, Alemania.

Para muchos de nosotros la Carta de Leipzig 2007, dio un paso clave en el concepto de la sostenibilidad. Las ciudades deben trascender de lo local y mirar al territorio a la región con políticas integradas de desarrollo urbano, incrementando la coordinación y la colaboración en red entre ellas, evitando las políticas aisladas ciudad a ciudad. En definitiva la sostenibilidad debe ser un proceso integrador

La coordinación a un nivel local y urbano-regional debería fortalecerse. El objetivo es lograr una asociación en términos de igualdad entre las ciudades y las zonas rurales por un lado, y también entre las poblaciones pequeñas, medianas y grandes y las ciudades dentro de las regiones urbanas y las regiones metropolitanas por otro.  Las políticas integradas de desarrollo urbano nos suministran un conjunto de instrumentos que ya han demostrado su valía en numerosas ciudades europeas, al desarrollar estructuras de gobierno modernas, efectivas y dispuestas a colaborar. Dichas políticas son indispensables para la mejora de la competitividad de las ciudades europeas, facilitan una previsión beneficiosa en la coordinación del desarrollo económico, de la vivienda, de las infraestructuras y de los servicios, al tener en cuenta, inter alia, los impactos existentes del envejecimiento de la población, las tendencias migratorias y los condicionantes de política energética.

  1. ONU Agenda 2030

En 2015, la ONU aprobó la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible,  abre una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás. La Agenda cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, que incluyen desde la eliminación de la pobreza hasta el combate al cambio climático, la educación, la igualdad de la mujer, la defensa del medio ambiente o el diseño de nuestras ciudades.

Entre estos 17 Objetivos de la ONU para el Desarrollo Sostenible a nivel global, se encuentra el objetivo nº 11 Ciudades y Comunidades Sostenibles Las ciudades son hervideros de ideas, comercio, cultura, ciencia, productividad, desarrollo social y mucho más. En el mejor de los casos, las ciudades han permitido a las personas progresar social y económicamente. En los últimos decenios, el mundo ha experimentado un crecimiento urbano sin precedentes. En 2015, cerca de 4000 millones de personas vivía en ciudades y se prevé que ese número aumente hasta unos 5000 millones para 2030. Se necesita mejorar, por tanto, la planificación y la gestión urbanas para que los espacios urbanos del mundo sean más inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

 2016 Habitat III, Quito. La Nueva Agenda Urbana

La Conferencia Internacional de Habitat III, sobre la Vivienda y el Desarrollo Sostenible realizado en Quito (Ecuador) en octubre de 2016 aprobó la Nueva Agenda Urbana para el Desarrollo Sostenible

La Nueva Agenda Urbana presenta un cambio de paradigma basado en la ciencia de las ciudades; establece normas y principios para la planificación, construcción, desarrollo, gestión y mejora de las zonas urbanas en sus cinco pilares de aplicación principales: políticas urbanas nacionales, legislación y normativas urbanas, planificación y diseño urbano, economía local y finanzas municipales e implementación local. Es un recurso para que se realice ese ideal común desde todos los niveles de gobierno, de nacional a local, las organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, las agrupaciones de partes interesadas y todas las personas que consideran que los espacios urbanos del mundo son su “hogar”.

La Nueva Agenda Urbana incorpora un nuevo reconocimiento de la correlación entre la buena urbanización y el desarrollo. Subraya los vínculos entre la buena urbanización y la creación de empleo, las oportunidades de generar medios de subsistencia y la mejora de la calidad de vida, que deberían incluirse en todas las políticas y estrategias de renovación urbana. Esto pone aún más de relieve la conexión entre la Nueva Agenda Urbana y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en particular el Objetivo 11, que trata de las ciudades y comunidades sostenibles.

En la actualidad la investigación y la innovación de la UE pueden ayudar a crear un ecosistema urbano sostenible al impulsar un enfoque sistémico y establecer un puente entre la innovación tecnológica, digital, social, cultural y basada en la naturaleza. Tiene el objetivo de apoyar a las ciudades y regiones urbanas para que se conviertan en actores de la innovación abierta y se abran al mundo como embajadores de la excelencia europea en investigación e innovación. Esto les ayudará a acelerar la transición hacia sociedades sostenibles y bajas en carbono.

En los últimos años, las ciudades han sido reconocidas como actores clave para lograr los objetivos establecidos por los principales acuerdos internacionales, como la Declaración de París sobre el Cambio Climático, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, el Convenio sobre la Diversidad Biológica y la Agenda 2030 para la Sostenibilidad del Desarrollo. Además, se ha desarrollado una agenda específica con acciones prioritarias para las ciudades tanto a nivel europeo con la Agenda Urbana para la UE como a nivel internacional con la Nueva Agenda Urbana de Hábitat III.

En el siguiente post continuaremos hablando sobre este tema.

Publicado en Ciudades Sostenibles, Desarrollo Urbano Sostenible y etiquetado , , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *